19 febrero, 2006

Villeros de ley. Hoy: Guillermo Baquero

En esta sección iremos entrevistando a esos hinchas de Excursionistas que marcan la diferencia. Los que van siempre a todos lados, los que suman incondicionalmente, los que sueñan con un club más grande, los que no arrugan, los que están lejos y extrañan, los que entienden que Excursio es mucho más que un sentimiento, es un sufrimiento. En fin, todo aquel que tenga una vida ligada a la Institución que merezca ser contada. En este primer diálogo nos sentamos con Francisco Guillermo Baquero, 55 años, socio vitalicio, vive en Las Cañitas y esto fue lo que nos contó.


¿Cómo y cuándo llega Ud. por primera vez a Excursionistas?

Si mal no recuerdo debía tener cuatro o cinco años, llegué de la mano de mi viejo. En aquella época jugaba algún jugador que recuerdo como Aguilar de número 9, o sea que hace más de cincuenta años.

¿En sus años acá pudo transmitirle a alguien su pasión por el club?

Y en general todos los que me conocen saben que soy de Excursionistas. En el trabajo tengo banderines, tengo tarjetas que me han mandado, todo el mundo está pendiente de los resultados del club, incluso ahora el lunes que viene va a venir algún compañero de trabajo aprovechando que es un día que se juega más o menos a una hora donde uno termina de trabajar.

¿A qué se dedica?

Yo trabajo en sistemas, en temas de organización bancaria, trabajo por mi cuenta. Hago consultorías sobre sistemas bancarios y organizaciones bancarias en general, tanto en la parte de computación y cibernética como también lo que es administración de circuitos y demás de operatoria bancaria.

¿Podría separar por etapas su relación con el club?

Yo básicamente fui hincha. En alguna época, no sabría decirte exactamente cuándo, fui durante algún tiempo Vocal de Comisión, no me acuerdo ya si titular o suplente. Después en alguna época integré el Tribunal de Conducta, pero siempre digamos que mi relación fundamental fue hincha, fue con el fútbol y alguna vez ayudando económicamente al club en épocas de Antonio (Gorsd) y demás.

¿Conserva algún tesoro del club como camisetas, fotos, entradas, etc.?

Básicamente no soy de guardar tesoros, si tengo algún banderín en el trabajo o alguna tarjeta, qué se yo. Sí tengo un par de camisetas en casa que las traigo de vez en cuando. No de jugadores, sino de haber pagado todo el año junto y que te regalaban la camiseta. No soy de tener, salvo muy contadas excepciones, relaciones directas con jugadores porque creo que en general son aves de paso, salvo alguna rara excepción como “Pepi” (Berscé) por ejemplo, a quien considero amigo mío. Sí he tenido relación con algún técnico como con Gustavo Cisneros o con Antonio De Gregorio, pero no más que eso.

¿Cómo ve hoy al club?

Y al club lo veo como saliendo, sé que tiene algunas dificultades económicas y que no está como para tirar manteca al techo, pero pese a eso veo que se están haciendo obras. Lo que creo es que no son demasiado aconsejables las divisiones políticas que tuvimos hasta el año pasado, eso genera más perjuicios que beneficios, pero bueno, creo que debemos seguir apostando a las obras, mejorando todo. Tiene una cara mucho más linda de la que tenía hace algunos años cuando prácticamente daba lastima ingresar al club.

Yendo para el lado del fútbol ¿Cuál fue el mejor jugador que haya visto con la camiseta del Verde?

Con mis amigos nos caracterizamos porque no nos gustan los jugadores talentosos vagos. Es decir, generalmente con mi grupo de compañeros de cancha disentimos habitualmente en los números 10 que son los que suelen llamar más la atención. A mí me gusta más quizás el jugador aguerrido, ese que lucha y que transpira la camiseta. Tengo varios, un tipo que por ejemplo a mí me gustaba mucho fue (Jorge) Cuffone, o como arquero “Pepi”, me acuerdo de un 9 que era el “Pipa” Jiménez que hizo muchos goles, por ahí Carlos López que sí era un 10 que me gustaba, marcando la excepción, pero hubo jugadores como por ejemplo (Luis) Maidana o el mismo (Alejandro) Orsi que no son de mi simpatía.

¿Qué jugador de Excursionistas no pudo ver por una cuestión de edad y le hubiera gustado ver?

Me hablaron muy bien de (Juan Carlos) Soler, a quien le colocaron una placa en su homenaje acá hace muy poquito tiempo, que por lo que leí da la impresión de que el “Indio” Soler era un tipo que sentía a Excursionistas y que valía la pena verlo.

Y así como tuvo predilección por algún futbolista también habrá sentido desencanto por otros...

Bueno yo no me quiero ganar enemigos (risas) pero hay jugadores del plantel actual que no cuentan con mi simpatía. Por ejemplo Alejandro Orsi, a pesar de que contra Sacachispas hizo un golazo, para mí es un jugador que podría dar mucho más de lo que da. Pero de ahí a un jugador odiado, podría decir Eduardo González por la manera en que se fue, que de la noche a la mañana nos plantó, o Guillermo Cipriano que me hizo calentar bastante. Y de otras épocas había un número 4 malísimo que se llamaba Lacanna, jugó en una campaña que Excursionistas sacó muy pocos puntos, creo que algo así como nueve puntos.

Dicho todo esto, ¿se animaría a armar un equipo ideal en base a lo que vio en estos cincuenta años?

Mirá... me costaría juntar once, tendría que pensarlo mucho. Sí me acuerdo del equipo en el que jugaba el “Cabezón” Vargas en el año ’68 y era muy interesante. Me acuerdo de otro equipo que llegó segundo o tercero con Eduardo Urbano de DT, donde había un jugador al cual yo le vi hacer el mejor gol que yo he visto en mi vida: Lanata, un número 6 que el año pasado volvió y anduvo por acá. Me acuerdo por ejemplo, qué se yo, sin poder recordar el equipo completo, de aquella famosa delantera que ganó la primera rueda en cancha de Tigre con Gilardenghi, Nario, Alves de Souza, Bachini y Obdulio López, donde yo era joven pero la recuerdo como una delantera de fuste.

¿Podría evocar la mayor alegría y la tristeza más grande que le hayan provocado Excursionistas?

La mayor alegría creo que fue el ascenso en el año ’94, fue algo incomparable porque nunca lo habíamos vivido. Pero uno por lo general tiene, no sé si llamarlas alegrías, pero sí muchas cosas a las cuales llega y obtiene gracias a los conocimientos que le ha dado la relación con Excursionistas. Uno nombra a Excursionistas y se le abren puertas. Siempre hay alguno que te dice que jugó acá o que tuvo un paso por el club y eso generalmente si bien no son concretamente alegrías te pueden llevar a alegrías y a beneficios impensados. Con respecto a la mayor tristeza futbolística fue el día que perdimos en la cancha de Argentino de Quilmes 8 a 2, que nos dirigía Della Vecchia, una persona que a mí no me simpatizaba y un equipo que me decepcionó completamente. Después llegó a ser finalista del octogonal y perdió con Ituzaingó. Y otra tristeza fuerte, ya fuera del ámbito del fútbol, fueron las veces que pasé por la puerta del club y vi la faja de “clausurado”, que habrán sido por lo menos dos veces seguro.

Supongamos que se gana el Quini y es mucha plata ¿Qué le gustaría darle al club?

Me gustaría llevarlo al club a Primera División y jugar internacionalmente. Tambíen me gustaría cambiarle de alguna manera la imagen al club. Creo que al respecto algo se está haciendo y se está logrando, aunque muy despacito. Trataría de cambiar el club y los alrededores porque si te fijás prácticamente la única manzana que no ha tenido progreso edilicio es la que está enfrente del club y somos bastante odiados por mucha gente. Eso me gustaría revertirlo. Esa gente no tiene porque odiarnos porque nosotros realmente hemos estado antes en el barrio que ellos así que ese odio no tiene razón de ser, pero es algo que con el tiempo ojalá cambie.

¿Tiene cábalas cuando va a la cancha o alguna promesa que recuerde haber hecho por Excursio?

Yo vivo a nueve cuadras de la cancha y si vengo y se gana trato la vez siguiente de repetir el mismo trayecto cuando vengo hasta que perdemos, caminando por los mismos lugares. Pero no más que eso y promesas no he hecho.

¿Alguna anécdota que recuerde siguiendo a Excursionistas o que haya vivido acá en el club?

Yo recuerdo los lugares adonde hemos ido a jugar y lo bien que lo pasábamos. En una oportunidad en un restaurante que se llamaba Silvano al cual íbamos cuando jugábamos con Flandria o Luján, o eventualmente también con Leandro Além. Nos juntábamos una cantidad de gente realmente importante, seríamos como veinte. Entre ellos estaban Coco Greco, Miranda, Garófalo, Jorge Martínez Andrade, Daniel Pedrayes, hasta compañeros míos de trabajo que no tenían nada que ver con el club pero ese día venían a ver a Excursionistas, y en alguna oportunidad invité a un cuñado mío y a sus hijos que vivían en Brasil y estaban de paso acá. Cuando los fui a buscar, ellos estaban en Ramos Mejía, fuimos a comer y recuerdo cuando terminó toda la aventura de almuerzo más partido que mi cuñado me dijo que cuando nos vio había pensado en cómo se iba a embolar con todos nosotros pero que había sido una de las tardes más felices de su vida por cómo había disfrutado todo. Nos divertíamos en serio.

La última que le pedimos es si puede definirnos en un par de palabras qué significa Excursionistas en su vida.

Yo siempre digo que Excursionistas es mi segunda casa, porque es el recuerdo de mi viejo, el de mis amigos de la infancia, es el lugar adonde siempre me gusta venir, adonde de a poquito está empezando a venir mi hija y adonde voy a seguir viniendo mientras viva.

Guillermo Baquero. Medio siglo en Excursionistas.

  • Próximo personaje: Héctor "More" Cuitiño

Noticias relacionadas:

Crear un vínculo

<< Home


Nuestros sponsors