20 abril, 2008

Hijos nuestros morirán

Excursionistas se dio el gusto de conseguir un verdadero triunfazo ante uno de sus clásicos rivales. Con gol de Jorge Chiquilito (foto) a los 29 minutos del complemento, el Verde derrotó a Colegiales por 1 a 0 y bajó de la punta al conjunto de Munro. De ganarle a Dock Sud la semana próxima, Excursio habrá zafado del descenso directo.

Vibrante y emotivo por donde se lo mire. Excursionistas destronó al adversario más picante que esta categoría pueda ofrecerle. Fue un premio al esfuerzo del equipo dirigido por Juan Chiesa, metiendo en cada pelota como si fuera la última y con mayor ambición que el hasta ayer líder, que vino "a ver qué pasaba" y se fue del Bajo Belgrano derrotado y sin la punta del campeonato, a tan sólo cinco fechas de su finalización.

El comentario del partido no resiste omitir lo escenográfico. El clima en el estadio fue espectacular, aunque enmarcado por la tensión y los nervios que implica un clásico como este en el que un equipo se jugaba la punta y el otro buscaba zafar del descenso. Mucha gente del Verde, recibiendo al equipo con lluvia de papelitos y alentando a puro grito y trompetas, como si por noventa minutos fueramos nosotros los que estuviéramos a seis partidos del ascenso. Así se vivió el partido. Y así se festejó el triunfo en Pampa y Miñones.

Por convicción, Excursionistas mereció la victoria que consiguió. El planteo de la visita fue mezquino, tal vez por no contar con su goleador y principal arma ofensiva, Sebastián Tagliabué. Lo cierto es que Colegiales no justificó el liderazgo prácticamente en ningún momento del partido y no es por ser peyorativos, pero el Tricolor pareció decidido desde el pitazo inicial de López Aldazábal a conformarse con el 0 a 0.

El Verde en cambio, se planteó ganar este partido hace un buen rato. No en la semana, tampoco desde hace un mes, sino bastante más atrás. Era el partido que el equipo venía esperando, a sabiendas de que era quizás la única posibilidad de recuperar el orgullo y devolverle a los hinchas un poco del aliento recibido sobre todo en esta segunda parte del campeonato. Así fue como Della Marchesina hizo lo imposible por dejar atrás un fuerte esguince de rodilla en sólo siete días. Así fue como Jorge Chiquilito se mentalizó para poder darse el gusto de marcarle el gol del triunfo al club que no confió en él. Son sólo dos ejemplos que sirven para ilustrar lo mucho que este equipo quería quedarse con este cruce.

Pasados los minutos iniciales y luego de dos grandes respuestas de Ezequiel Bustos, Excursionistas empezó a acomodarse. Comenzó a pelear el medio y a ganar en ese sector del campo el duelo de los volantes. El Verde sumaba más gente al ataque que su rival, porque Rodrigo Acciaresi y Leandro Pérez cruzaban la mitad de cancha con decisión. Por momentos defendimos con tres en el fondo, pero el trabajo de Manuel García Olmos y Mariano Gerling en la ecuperación fue fundamental para no sufrir de más. Y mientras Colegiales especulaba con alguna salida rápida de Lucas Giovini desde el arco para agarrar desprevenida a nuestra defensa, Arce y Kloker se agrandaban y brindaban seguridad.

Faltaba ajustar el juego de tres cuartos para adelante. Excursionistas ya había probado desde afuera del área en un par de ocasiones sin suerte y tirar pelotazos era hacerle un favor a Balanda, el 2 visitante que de arriba devolvía todo. Había que asociarse entonces. Llegando por afuera el Verde encontró claridad un par de veces. Y tocando encontró la primera chance clara de gol. Formidable habilitación de Tomás De Vincenti para dejar sólo a Diego Bertollo mano a mano con Giovini, el rosarino se perfiló y definió junto a un palo, como dice el manual de la definición, pero el arquero ex Acassuso le adivinó la intención y nos ahogó el grito de gol. De ahí en adelante, la pierna fuerte iba a hacerse protagonista de las acciones hasta el final del complemento, sólo que el árbitro parecía ser propenso a mostrarle la amarilla a los nuestros con mayor facilidad que a la visita.

El complemento reclamaba un cambio. Y Chiesa lo metió tempranito a Jonatan Tello, dándole al ex Flandria muchos minutos para hacer pesar su manejo y su gambeta. Colegiales en tanto no daba pie con bola. Apostaba sus fichas al error ajeno, a las mañas de Alberto Meinecke para poner la cola y fabricar la falta y a que Adán Ingenthron pudiera desequilibrar por la punta izquierda, pero el Ruso se escondió en su quintita y mostró más de lo mismo que había brindado en sus últimas participaciones con nuestra camiseta.

No sería exagerado afirmar que el segundo tiempo fue todo de Excursionistas. Lo dicho, el Tricolor se aferraba al empate y al Verde le faltaban "cinco para el peso". Hasta que se hizo justicia. A los 29' un córner desde la derecha viajó al corazón del área visitante y el despeje cayó a los pies de Jorge Chiquilito que sacó un bombazo inatajable para desatar el delirio total en El Bajo y poner a Excursio arriba 1 a 0. La reacción de los hinchas fue impresionante: el estadio se puso de pie, los gritos de gol fueron más bien alaridos de desahogo, decenas de hinchas se colgaron de los alambrados y los que no se abrazaron con el desconocido de al lado. Estremecedor.

Con la ventaja en el marcador, Colegiales se acordó de atacar pero no tuvo orden para llegar al arco defendido por el Gato Bustos. Para colmo comenzaban a llegar noticias desde Cañuelas: Fénix le ganaba al local y le arrebataba la punta a los de Munro, que terminaron de perder la cabeza cuando desaparecieron todas las pelotas del campo de juego, en una "avivada" innecesaria. Excursionistas no necesitaba esconder los balones para ganarle a Colegiales, hacía falta poner la actitud y el compromiso que pusieron todos los jugadores dentro de la cancha, el cuerpo técnico desde el banco y los hinchas, alentando desde las tribunas.
.
Cuesta elegir a una figura excluyente. A un costado de la página pusimos la encuesta para que puedan dejarnos sus opiniones. El Polaco jugó a nuestro entender un gran partido. También lo hizo la defensa, íntegra. Chiquilito tuvo un gran segundo tiempo. Y Gerling y García Olmos ni que hablar. Quizás esta vez sea justo caer en la frase de casette y decir que la figura "fue el equipo".

Un triunfo clave desde todo punto de vista. Las derrotas de Dock Sud (103 puntos), Cañuelas (106) y San Martín (109) nos dejan bien parados en la tabla de los promedios, con 113 unidades. Y se puso fin a una increíble racha de 16 años sin poder ganarle a Colegiales en El Bajo. Siempre dominamos al Tricolor en el historial pero es justo reconocer que en los últimos años nos han amargado muchísimas veces. La victoria de ayer significó también acomodar un poquito a la historia en su lugar.

Las últimas producciones del Verde ratifican que la salvación está cerca. En cuanto a la clasificación al Reducido, hoy estamos a ocho puntos del último clasificado (San Miguel). Quedan cinco partidos por delante y aunque las chances puedan parecer remotas lo último que pierde un hincha de Excursionistas son las esperanzas.
.
Por la próxima fecha, la 34, Excursionistas visitará a otro de sus históricos rivales, Sportivo Dock Sud, el lunes 28 a las 15:30.

Noticias relacionadas:

Crear un vínculo

<< Home


Nuestros sponsors