21 marzo, 2010

95 centavos

A Excursionistas le faltaron cinco guitas para el peso. Perdió un partido que no debía perder y la definición del título sumó a otro pretendiente: Barracas Central, que viene en alza y se acercó a seis unidades del Verde con un partido menos. Una mala tarde para Excursio que no mereció volverse con las manos vacías de su paso por Ensenada. ¿Más pálidas? Zamponi expulsado y Castillo lesionado.

Excursionistas confirmó la reaparición de un síntoma preocupante, que lo tuvo a mal traer la temporada pasada, nos referimos a las muy serias dificultades para conseguir buenos resultados fuera de casa. La estadística señala que de las últimas cuatro presentaciones del Verde en condición de visitante perdió tres (Lamadrid, Rosario y Cambaceres) y empató la restante (Laferrere). Esto es 1 punto de los últimos 12. Así, la ventaja en puntos que traíamos se fue achicando y hoy, a cinco fechas del cierre, el final sigue abierto.

¿Cómo debemos tomar esta derrota? ¿Es un llamado de atención o vino la historia a golpearnos la puerta? Sinceramente, sería una canallada perder la fe en un equipo que viene punteando hace 26 fechas. Sobre todo cuando el Verde hizo todo por ganar en Ensenada y de hecho mereció los tres puntos, pese a que no jugamos nuestro mejor partido, quizás en parte porque sintió las ausencias de los tres suspendidos, Parentini, Canuto y Gasperi.
.
Es difícil explicarlo pero, por lo bajo, nos daba la sensación que si Excursio le ganaba a Cambaceres se encaminaba derechito al ascenso. Es cierto, quedan quince puntos más en juego (18 para Barracas) pero el triunfo en Ensenada significaba consolidar el envión anímico del triunfo ante CADU, dejar atrás definitivamente a los de Zarate y sacar una diferencia muy apreciable con respecto a Barracas. Pero ya está, no sirve de nada llorar sobre la leche derramada, hay que levantarse, mantener la fe intacta, alentar al equipo y esperar que, una vez más, supere el mal trago de la derrota con un triunfo inmediato ante Alem.

Nos metemos concretamente en lo que fue el partido. Excursionistas jugó un flojo primer tiempo, liviano en la marca, con poca profundidad para atacar por las bandas (hubo que innovar por izquierda con el debut del chico Coudron y con Paccor) y con la delantera complicada (Cerica recibió un golpe en los primeros minutos y se lo vio con molestias durante todo el partido). Por el lado de Cambaceres poco y nada, salvo la suerte que los acompañaba. Ligaron en un tiro libre mal pateado por San Esteban, que pasó entre las piernas de todos los que formaban la barrera y superó la reacción del arquero del Verde. Un aborto que ponía a los locales 1 a 0 arriba.
.
Con la ventaja consumada, Cambaceres se replegó y Excursionistas, herido, fue a buscar el empate. Hubo al menos tres chances clarísimas para ponernos 1 a 1, una terrible para Gareca que definió mordido tras un error del arquero Zurlo pero le sacaron el gol sobre la línea. Sin jugar bien, ya habíamos hecho méritos suficientes como para lograr la igualdad.

En el complemento el dominio villero fue absoluto. No salió a la cancha Castillo con un golpe muy fuerte en el empeine y Rondina puso a Villanueva, que cumplió como siempre en la marca pero que no tiene la vocación ofensiva del 4 habitual y entonces al Verde le faltó profundidad por ese sector, debido también al cansancio de Fontenla.

Casi no pasamos sobresaltos en toda la etapa complementaria, salvo por un tiro libre rápido y sorpresivo que buscó de lejos el arco de Barrera y casi engancha desatento al Conejo. Después, alguna que otra contra por izquierda, resueltas siempre con muchísima prestancia por Rubén Zamponi, de gran segundo tiempo. Desde el fondo, el "Tano" agarró la lanza e intentó siempre darle salida clara al equipo y empujarlo hacia adelante.

Fueron cuarenta y nueve minutos frustrantes. Porque veíamos cómo iban pasando una tras otras las chances de gol sin que la pelota quisiera entrar. La verdad que era para hacer un pozo y morirse ahí mismo, en Ensenada. Ya se sabía que Urquiza le estaba ganando al CADU y Excursionistas era pura impotencia. "Huevo" sumó gente en ataque con el ingreso de Federico Diaz pero éste no pudo imponer su juego. Antes también había entrado Fabián Della Marchesina en reemplazo del exhausto "Boli" Aguilar, pero al "Polaco" tampoco le salieron las cosas bien. Se sabe, la prisa nunca es buena consejera, y el Verde, al ver que el reloj corría, empezó a desesperarse.

Quizás "el" momento fue cuando Cambaceres se quedó con diez jugadores por la roja al 4, Calabrese, pero el local estaba bien abroquelado atrás y costaba entrarle. Así y todo, insistimos, Excursionistas tuvo muchas oportunidades como para lograr (al menos) el empate, pero no era el día del Verde. Para colmo, sobre el final, Zamponi vio la segunda amarilla y se tuvo que retirar expulsado. Mucha, muchísima bronca.

Cuesta rescatar aspectos positivos de la derrota, no por que no los haya sino porque nos quedamos todos con una calentura impresionante que no se va a ir hasta Excursionistas no salga a la cancha el próximo miércoles. Eso sí, antes de cerrar, no podemos dejar de destacar la muy buena actuación de Federico Coudron (foto) en su debut en Primera. Cumplió con creces.
.
A seguir confiando y alentando, no queda otra. Hay que estar contra Alem haciendo el aguante al equipo, no hay excusas. Lo dijimos antes y lo repetimos hoy: con este plantel y este cuerpo técnico es ahora o nunca para que Excursionistas se despida de la Primera "C".

Noticias relacionadas:

Crear un vínculo

<< Home


Nuestros sponsors