14 marzo, 2010

El Bajo unido jamás será vencido

Más de 2000 hinchas alentaron toda la tarde y Excursionistas respondió ganando el partido más esperado. El escolta CADU quedó de rodillas y el Verde, con goles de Ezequiel Cerica (foto arriba) y Luciano Castillo (foto abajo), sacó ocho puntos de ventaja a seis fechas del cierre del torneo.

Clima de final en las tribunas y dentro de la cancha. Se jugó con intensidad y mucho nervio. Hubo expulsados, errores, un arbitraje al cual le quedó grande el partido y resabios del 5 a 1 en Zarate. Todos los condimentos todos.

Lo ganó Excursionistas, con justicia y porque fue el que se dedicó a pensar pura y exclusivamente en el partido y en el objetivo de máxima por sobre todas las cosas. Porque de pícaro ya no gana nadie, y Di Giuli se quiso pasar de listo escondiendo el equipo, llamando a los periodistas en la semana para pasarles una formación falsa y mandando a sus jugadores a hacer el precalentamiento con los números cambiados. Mientras Excursio hizo lo de siempre, sin alejarse de su libreto, el DT del CADU se ahogó en su propio juego.

Se decía que Zarate venía a jugarse entero, con un planteo súper ofensivo, a cambiar ataque por ataque y tantas cosas más. Lo cierto es que, sin soberbia, no dieron la talla. Cuando Defensores se decidió a dejar de lado los recaudos ya era tarde. Tuvo a Distéfano contenido durante 80 minutos, a un Ingenthron poco participativo y a Ledesma, su estrátega, sentado en el banco hasta los 20' del complemento.

Excursio se olvidó del cansancio. Dejó atrás el empate en Laferrere y salió a la cancha con la idea de ganar, no de esperar a ver qué pasaba. Y mientras todos sufríamos por la falta de Parentini, García Olmos tuvo su partido consagratorio en la Primera del Verde. El Gallego fue un pulpo, tuvo un despliegue tremendo y quitó como nunca. Una vez más, a Rondina le salió redondito un cambio. Mérito de todo el cuerpo técnico que logra mantener motivado a un grupo de treinta y pico de jugadores en un torneo larguísimo donde muchos aún no pudieron jugar ni treinta segundos.

Hubo pocas situaciones de gol. Apenas una para cada uno antes de la apertura del marcador. Iban 27' de juego, los centrales del CADU no llegaron a cerrar y apareció Ezequiel Cerica para cruzar el derechazo al segundo palo del "Gato" Bustos. Gol número catorce para "Pastelito", solo arriba en la tabla de goleadores del campeonato. Delirio absoluto en Pampa y Miñones.

Parecía estar todo bajo control, hasta que a los 43' llegó el empate. Zamponi dejó una pelota picando en el área para que Barrera la tomara, el "Conejo" dudó un instante y la cancha le jugó una mala pasada. El pique superó al arquero del Verde y Figueroa apareció para aprovechar el regalito y rematar con el arco libre. Un baldazo de agua fría.

Pero fíjense qué sólido está Excursionistas que no se cayó. El miércoles contra Laferrere, empatamos a los dos minutos de haber recibido un gol, y aquí volvimos a salir decididos a poner las cosas en orden. A los 6' del complemento, Federico Diaz desbordó por derecha y tiró un centro muy pasado, Castillo la capturó del otro lado y metió un fierrazo cruzado impresionante, inatajable para Bustos. Uno de los mejores goles del Verde en todo el campeonato y premio para un jugador que se destaca constantemente por su entrega inclaudicable.

Pero algo pasó en el festejo del gol que terminó de calentar el partido. Hubo gresca generalizada y López Aldazabal expulsó a Canuto y a Viana. No nos toca a nosotros decir quién se excedió ni porqué lo hizo, dejemos que eso se hable donde corresponde, puertas para adentro en el vestuario.

De allí en adelante el partido se ensució al máximo. Pierna fuerte, un arbitraje indulgente, y pocas situaciones de gol. La más claras serían para Excursio, un cabezazo de Cerica y un bombazo de Gasperi que iba al ángulo de no ser por la volada extraordinaria de Bustos. Al CADU no le alcanzaba con el manejo del ingresado Ledesma para complicarnos y el Verde, de la mano de Fontenla y Aguilar, estaba al borde de liquidar el partido de contra. Pero habría que sufrir hasta el final. Dos expulsiones más (Gasperi e Ismael Gómez) y seis minutos de tiempo adicionado antes de la explosión, antes de dejar ser ese festejo que el hincha de Excursionistas no puede soltar hasta último momento por culpa de la incredulidad que dan las frustraciones.

Como pusimos en el título, hoy quedó demostrado que si estamos todos juntos, tirando para el mismo lado, no nos gana nadie. Eso lo logró este equipo. Han hecho que Pampa y Miñones vuelva a ser aquel fortín inexpugnable de mediados de nuestra historia y eso, en épocas en los que sólo se permite ver a tu equipo cuando juega de local, vale mucho. Gracias jugadores, gracias cuerpo técnico. Un esfuercito más, Verde...




  • Formaciones:


Excursionistas [2]: Darío Barrera; Luciano Castillo, Alejandro Baigorria, Rubén Zamponi, Federico Gásperi (exp. ST 40'); Diego Fontenla, Manuel García Olmos, Damián Canuto (exp. ST 8'); Mario Aguilar; Ezequiel Cérica (ST 45' Facundo Gareca), Federico Díaz (ST 41' Julián Villanueva). DT: Sergio Rondina. Suplentes: Juan Ávila, Patricio Roldán, Fabián Della Marchesina, Sebastián Soto, Lendro Rodríguez.-

Defensores Unidos [1]: Ezequiel Bustos; Ignacio Distéfano, Mariano Martínez, Julián Amado, Rubén Gómez (ST 19' Ismael Gómez, exp. ST 40'); Pablo Capolupo, Mariano Quillutay (ST 19' Julio Ledesma), Paulo Viana (exp. ST 8'), Adan Ingenthron; Diego Figueroa, Santiago Davio (ST 14' Darío Lema). DT: Gustavo Di Giuli. Suplentes: Adrián Giamperetti, Eduardo Quintana, Juan Semeria Olmos, Esteban Figún.-

Goles: PT 27' Ezequiel Cerica (E), 43' Diego Figueroa (DU); ST 6' Luciano Castillo (E).-

Arbitro: Gonzalo López Aldazabal

Estadio: Excursionistas

Noticias relacionadas:

Crear un vínculo

<< Home


Nuestros sponsors