05 marzo, 2006

Cerca de la hazaña, lejos de la punta

Una derrota que duele. Porque perdimos la punta, porque fue en casa y ante nuestra gente y porque Villa Dálmine, más allá de ser un equipo duro, no asomaba en la previa como el equipo que podía hacernos bajar de un hondazo. Excursio jugó mal. Sin dudas que se trató de la peor actuación del equipo en lo que va de la fase final. Entró dormido, se dejó estar, cedió la iniciativa y hasta se lo notó un poco relajado; una combinación de ingredientes letales para esta categoría en la que con el nombre ya no se le gana a nadie. Un Dálmine modesto, sin grandes figuras, nos dejó en pampa y la vía con trabajo en equipo, sacrificio y sobre todo concentración, virtud de la cual Excursionistas adoleció durante toda la tarde.
Berscé propuso mismos once e idéntica fórmula con la que se derrotó a Colegiales: buscar el gol tempranero y manejar el partido. Más allá de una llegada clara que el arquero Kletnicki le negó a Orsi en los primeros minutos, Excursio fue lo mismo que en Munro solamente en los papeles, porque no tuvo la misma suerte, ni tampoco la misma actitud. Ni el mismo orden, algo que la visita aprovechó perfectamente. Guadagnone tomó ventaja de las dudas de Rojas, el número 7, Castrellón, se adueñó del mediocampo y Monzón, el lateral izquierdo del equipo dirigido por Sergio Vázquez, pasó al ataque y lastimó cada vez que se lo propuso. El Verde por su parte era pura impotencia. Con Ledesma y Della Marchesina jugando pegados por izquierda, sin poder gravitar en la ofensiva. Por la banda de enfrente Antón no sabía si manejar la pelota o tapar la subida del 3 y en medio de sus dudas perdió ambas batallas. Orsi por su parte no pudo asociarse con nadie y volvió a entregarnos su versión más descolorida. Habrá que replantearse su posición en la cancha. Quizás su gambeta pese más dentro del área y no arrancando desde tan atrás. En la delantera Gerry buscó sin cesar una asistencia que jamás llegó y a Trigueros no le salió una bien. Suficiente como para irse al vestuario 0-2 abajo.
Berscé no hizo cambios para el arranque del complemento, optó por cambiar la actitud de sus dirigidos con la charla técnica. Excursionistas se paró con línea de tres en el fondo, con Ledesma muy adelantado y el “Polaco” casi de wing izquierdo. El Verde buscó el descuento en los primeros minutos aunque sin claridad. La que más cerca estuvo fue un chanflazo del mencionado Ledesma que se le fue cerrando al arquero hasta dar en el travesaño. Casi veinte minutos de juego de la segunda etapa y Berscé mueve el banco. Entran Diego Appollonio y Ariel Hertel; se retiran Della Marchesina y Antón. Con el ingreso de “Apo” Excursio se volvió un poco más incisivo. Dieguito manejó la pelota con inteligencia y logró levantar el nivel de juego del equipo. Pero el descuento seguía sin llegar y Dálmine, que replegaba sus líneas, se agazapaba para liquidar el partido de contra. Y así fue como a los 32’ Rabbia metió un bombazo desde el vértice izquierdo del área que Arzamendia solo atinó a seguir con la vista. La pelota atravesó la red pero no dejó dudas: 3 a 0.
Con la ventaja de tres y poco más de diez minutos por jugarse el que se relajó fue Villa Dálmine. Y Excursio lo fue a buscar sobre el final, como en el partido ante Burzaco, también en el Bajo, cuando en la agonía del partido casi lo gana de prepo. Hubo tiempo para una reacción tardía del Verde. Primero a través de un derechazo cruzado de Adrián Gerry (ver foto). Faltando dos minutos para el final del tiempo reglamentario, Giannunzio pescó un rebote en el área luego de una buena jugada de Appollonio y dejó a Excursionistas a tiro de la igualdad. En el tumulto por ir a buscar la pelota para que se reanude rápido el juego, Hertel es expulsado. Barraza marcó cinco minutos más, el Bajo se puso de pie, aliento conmovedor, pedacitos de uñas que vuelan, se encienden decenas de cigarrillos, más de un apurado que se había ido del estadio antes de tiempo volvía a entrar y Ledesma que tuvo la última, clarísima, dentro del área, la punteó y se fue apenas por arriba del travesaño. No había tiempo para más. Final. Perdimos 3 a 2.

Ahora bien, ya se disputó más del 50% del campeonato. El vaso está con agua por la mitad. Si hacemos el esfuerzo por verlo medio lleno, descubriremos que si acaso Excursionistas debía perder un partido, pues entonces perdió el que podía perder. Porque ahora tiene la posibilidad directa de recuperarse ante “el rival”, Deportivo Merlo. De aquí en adelante no queda espacio para derrotas, quizás tampoco para empates. El sábado habrá que jugarse enteros ante el puntero en su cancha, entrar metidos, tener fe, jugar concentrados los noventa minutos y demostrar que este equipo si quiere, puede.

  • Formaciones

Excursionistas [2]: Walter Arzamendia; Mario Urquiza, Carlos Rojas, Hernán Luzzi, Manuel Ledesma; Ezequiel Antón (17' ST, Ariel Hertel -exp. 43' ST-), Emiliano Giannunzio, Fabián Della Marchesina (17' ST Diego Appollonio); Alejandro Orsi; Facundo Trigueros, Adrián Gerry. DT: Francisco Berscé. Suplentes: César Gaczynski, Rodrigo Acciaresi, Carlos Da Ponte.

Villa Dálmine [3]: Carlos Kletnicky; Adolfo Carmarán, Carlos Gallo, Pedro Espindola (8' PT, Mariano González), Ernesto Monzón; Diego Carrizo, Matías Bertolini, Walter Otta (12' ST, Javier Rabbia), Miguel Castrellón; Jorge Guadagnone y Julio Gómez (35' ST, Pedro Bejerano). DT: Sergio Vázquez. Suplentes: Pablo Menón y Carlos Aguirre.

Goles: 15' PT, Otta (VD); 38' PT, Carrizo (VD); 32' ST, Rabbia (VD); 37' ST, Gerry (E) y 43' ST, Giannunzio (E)

Arbitro: Julio Barraza

Cancha: Excursionistas

Fotos gentileza: Beto Landoni

Noticias relacionadas:

Crear un vínculo

<< Home


Nuestros sponsors