17 marzo, 2008

El Verde revivió con otro golazo

Excursionistas logró un importante triunfo en un escenario complicado. Derrotó a San Miguel en Los Polvorines, 1 a 0, con gol de Diego Bertollo (foto) a los 24' del complemento y logró recuperarse así de la durísima caída sufrida entre semana ante Barracas Bolivar.

No podía salir otro tipo de partido. Por las pésimas condiciones del campo de juego, Excursio y el Trueno Verde protagonizaron un encuentro áspero, con pocas llegadas y tan sólo una emoción. En esas circunstancias, combinar más de dos pases era prácticamente una hazaña. Y aunque no se pudo jugar bien, Excursionistas aprobó un examen complicado. Se adaptó al terreno, hizo los cambios justos y se defendió lo más lejos posible de su arco.

Tanto o más difícil que jugar la pelota por abajo sería narrar una crónica del partido. Fue malísimo. La clave estuvo siempre en el mediocampo, el equipo que más metiera, el que menos se equivocara, podía llegar a inclinar la balanza. Y así fue.

El primer tiempo tuvo apenas una situación de riesgo por bando. La primera fue para los locales pero otra notable atajada de Ezequiel Bustos mantuvo el cero a cero. Por su parte, en tiempo adicionado, Jorge Chiquilito tuvo en sus pies la chance de adelantar al Verde en el marcador, pero su remate fue imperfecto y encontró al arquero Peruscina en el lugar justo. Pocos minutos antes, Mariano Gerling había sido visiblemente camiseteado dentro del área de San Miguel pero el árbitro Paulo Vigliano, de pobre labor, no concedió el claro penal.

En el complemento, todo transcurría de la misma forma. Los locales, que debieron vestir pecheras fluo a falta de remeras alternativas, intentaban con algún tiro aislado desde media distancia. Mientras tanto, Excursionistas empezaba a tentarse con la idea de buscar recurrentemente la cabeza de Chiquilito.

El partido empezó a abrirse a partir de los cambios. Chiesa movió las fichas y ordenó el ingreso de Jonatan Tello en lugar de Tomás De Vincenti. Hasta ahí, en una cancha grande, todo se venía jugando en apenas 30 metros, pero con esa variante el Verde se hizo más ancho y le fue encontrando la vuelta al trámite.

Sin embargo, y más allá de que con la entrada de Tello Excursio se reposicionó mucho mejor, el gol llegaría por una jugada brillante de los delanteros, la única que pudieron construir en toda la tarde. Bertollo, que hasta ese momento no venía teniendo un buen partido, se juntó con Chiquilito y en tres toques armaron un descalabro total en la defensa local. El rosarino recibió fuera del área, descargó para el 9, éste se la devolvió de taco y el 11, mano a mano con el arquero la tocó suave por encima suyo. Úno de los defensores locales se deslizó para sacar la pelota de adentro del arco y a instancias del juez de línea, que temerosamente salió hacia el medio, Vigliano convalidó el cuarto gol de Diego Bertollo con la camiseta del Verde. 1 a 0 nosotros.

Con veinte minutos por delante el desafío era ahora sostener el triunfo, ahuyentar a los fantasmas. Excursionistas se hizo sólido. Emiliano Carreño ingresó por el Polaco y fue fundamental para pelear la mitad de cancha junto a García Olmos. La defensa, concentradísima, supo resolver sin complicarse cada pelotazo a espaldas de nuestros volantes. Para destacar, el estupendo trabajo de Pablo Gil Dalcó. El pibe jugó tres partidos como titular en lo que va del año y en cada uno de ellos ocupó un puesto diferente en la última línea, cumpliendo en todos ellos. En Los Polvorines, actuando como lateral derecho, fue de lo mejor en el equipo de Chiesa. Importante también en ese pasaje del partido la conducción de Tello para tener la pelota y hacer correr el reloj. Y descomunal una vez más la entrega de todo el equipo, que se mató dentro de la cancha para conseguir los tres puntos y defenderlos a pura garra, pese al calor, el ambiente hostil y las indulgencias del árbitro, protagonista central en los últimos instantes del encuentro. ¿Por qué? Porque sin ningún justificativo adicionó cuatro minutos, luego un minuto más y por último, pasados los 50', le regaló un tiro libre a San Miguel que sólo él pudo haber visto. El local buscó el empate en esa última jugada y hasta el arquero subió a buscar el centro. Se sufrió como siempre y se defendió más que nunca, fundamental para que Excursionistas sumara tres puntos importantísimos. Viene bien destacar una vez más los huevos que puso el Verde, el muy buen partido de Gil Dalcó y la perfecta sintonía entre Chiquilito y Bertollo: se encontraron una vez y facturaron. Vencimos en un reducto de los más chivos a un equipo limitado pero muy duro y que en ese campo de juego se nivela contra cualquier rival.

Con esta victoria el Verde se mantiene en zona de Promoción, siete puntos arriba de Dock Sud pero a tan sólo una unidad de Cañuelas y a dos de San Martín de Burzaco. Ya entramos en la recta final. Quedan nada más que diez partidos y son todas finales. La próxima, en El Bajo ante Villa Dálmine, éste sábado a las 16:00.

Noticias relacionadas:

Crear un vínculo

<< Home


Nuestros sponsors