28 julio, 2009

¿No arranca el torneo?

Por el problema de las inhibiciones que pesan sobre 9 de los 21 clubes que componen a la Primera B, los torneos de ascenso no arrancarían este fin de semana como estaba pautado para la "B" y la "C". Se está barajando la posibilidad de que el inicio de los certámenes se corra al 15 de agosto para que se regularice la situación de los clubes. Esta información todavía no es oficial aunque sí muy probable y durante el transcurso del día de hoy la postergación podría quedar firme.

Sucede que esos 9 clubes de la "B", por una deuda total de 2.1 millones de pesos, están inhibidos para firmar nuevos contratos, renovar o rescindir vínculos con futbolistas y no están en condiciones de presentar jugadores profesionales este fin de semana. Por ello, la mesa directiva de la "B" decidió no arrancar el torneo hasta tanto llegue una ayuda económica para regularizar la situación de los clubes inhibidos. La solución, dicen, vendría de la mano de un aumento en el pago de la televisión y en la implementación de un PRODE bancado. Esta parece una solución bastante cortoplacista; hoy los clubes si tienen 10 pesos de presupuesto gastan 12, y si les dan 15 van a gastar 20. Esto es así, todos quieren pelear el campeonato o salvarse del descenso y terminan comprometiéndose a pagar más de lo que tienen. Y en ese círculo vicioso también entran los futbolistas, que elevan sus pretensiones salariales en función de los presupuestos de las instituciones. Es una situación de gran complejidad que excede al mundo del fútbol y guarda coincidencias con la sociedad toda. La coyuntura indica que la AFA no quiere prestarle más dinero a los clubes para enmendar sus desfasajes económicos. Y en solidaridad, la Primera "C" se acoplaría a la medida aunque a decir verdad no se entiende bien por qué.

Ni Agremiados ni ninguna de las categorías profesionales del fútbol argentino se han solidarizado alguna vez con el fútbol amateur de la "C" y la "D" (que no ven un peso de la TV y ni hablar de conseguir un ascenso más u otra promoción de la "C" a la "B") y sacar la cara por ellos en este momento no parece lo más atinado, sobre todo cuando el torneo que está por comenzar contempla cuatro fechas entre semana, las cuales de postergarse el inicio del certámen podrían ampliarse a seis u ocho, con el perjuicio económico y deportivo que ello implica y sin obtener nada a cambio. En AFA se especula con contar con el consenso de todas las divisionales para ejercer una presión unánime sobre el Gobierno Nacional en las gestiones por el PRODE bancado. La definición se conocerá esta tarde-noche cuando se reuna el Comité Ejecutivo. Ampliaremos.

Noticias relacionadas:

Crear un vínculo

<< Home


Nuestros sponsors