07 junio, 2009

¡Verde Verde Verde! ¡Huevos huevos huevos!

Excursionistas hizo negocio en su visita a Campana. El Verde igualó sin goles ante Villa Dálmine y quedó mejor parado de cara a la revancha que se jugará el día jueves. El conjunto de Rondina hizo un primer tiempo inteligente pero en el complemento se replegó de más y terminó aguantando el empate con más garra que fútbol. Con este resultado, más el beneficio que nos da la ventaja deportiva, a Excursio le alcanzará con otro empate para clasificar a la final del Reducido.

Con precauciones, es cierto, pero Excursionistas fue a Campana a buscar un triunfo. Y si bien no lo consiguió, el 0 a 0 no le cayó nada mal al Verde. Estamos en presencia de un equipo al que evidentemente le cuesta (y mucho) jugar de visitante. En El Bajo Excursio es una cosa, y fuera de Pampa y Miñones otra. Ya van ocho partidos sin que podamos meter un triunfo en casa ajena, y sin embargo no es para dramatizar. Porque en los últimos dos partidos que jugamos como visitantes se vio a un Excursionistas que, si bien no logra plasmar mucho de todo lo bueno que produce en Belgrano, suple esas carencias con una entrega conmovedora como ocurrió en Campana. Con garra y huevos, Excursio se trajo un resultado que no alcanza para distenderse pero brinda una relativa ventaja para la revancha. Al igual que Lamadrid el jueves pasado, a Dálmine no le va a quedar otro que venir al Bajo a ganar, y en ese contexto el Verde puede volver a sentirse cómodo y así cerrar la serie. Todo dependerá de cómo se acomode el Viola a nuestro campo de juego. Por lo pronto, Excursionistas ya jugó en la cancha grande de ellos y salió bien parado.

El primer tiempo fue parejo, con Excursio tomando la iniciativa en los primeros instantes gracias al buen manejo (otra vez) de Mario Aguilar y a algunas intervenciones oportunas de Tomás De Vincenti. Por izquierda aparecía Canuto, quien no generó demasiado en ataque pero estuvo en sintonía con el resto del equipo en cuanto a entrega y despliegue. Pasados esos minutos favorables a Excursionistas, Villa Dálmine se acomodó en el campo y emparejó el encuentro a partir de la habitual buena labor de su volante central Horacio Falcón y los desbordes del juvenil Forgione que terminó siendo el arma ofensiva más importante del conjunto local. De a poco se sumó al circuito de juego Maximiliano Coceres y desde ese momento Dálmine pasó a ser algo más que el Verde. Esa leve superioridad fue suficiente para que el Viola tuviera las dos chances más claras frente al arco de Ezequiel Bustos (foto). Primero lo tuvo Jeandet con un remate que se estrelló en el travesaño y luego Agüero se quedó con el festejo atragantado ante una impresionante atajada del "Gato". No hubo mayores emociones que esas y lo demás fue lucha en el medio y mucha pierna fuerte ante la impasividad del árbitro Antonio Amato, a quien de a poco el partido se le fue escapando de las manos por su notable falta de compromiso.

En el complemento el trámite se dio diferente. El Verde se resignó a no poder llegar al arco de Borgnia y pasó casi exclusivamente a defenderse, sólo que esta vez con muy poca tenencia de pelota y peligrosamente cerca del arco de Bustos. Afortunadamente, la defensa de Excursio volvió a tener una muy buena tarde, no extrañó a Zamponi y resolvió con solidez cada arremetida del local. El conjunto dirigido por Walter Cataldo volvería a contar con una chance clara para abrir el marcador por intermedio de Forgione, pero el zurdazo del 7 pegó en un poste y en el rebote los dos hombres que entraban para empujarla se chocaron y se perdieron increíblemente la apertura del marcador. Villa Dálmine no volvería a tener una chance como esa.

A continuación volvió a cobrar protagonismo el juego brusco, sobre todo por parte del local donde parecía que sus jugadores se turnaban para pegar y un par estaban bastante sacados, caso Bargas o Coronel. Pero miren qué curioso, aunque fue Dálmine el equipo que más fuerte puso la piernita apenas tuvo un amonestado contra cuatro del Verde. García Olmos fue uno de los que más sufrió las patadas y se tuvo que ir reemplazado por un golpe en el empeine. El Gallego llegó a este partido con lo justo por otro golpe que había sufrido el jueves frente a Lama pero eso no le impidió redondear un buen partido. En su lugar entonces ingresó Patricio Roldán a poner lo que había que poner durante ese tramo del encuentro. Acto seguido, Rondina metió mano en el ataque y puso 20 minutos a Lucas Del Rio, quien había ido al banco en pos del planteo táctico. Quien se retiró fue Federico Diaz, de aceptable primer tiempo y una no muy buena segunda etapa, al igual que el resto del equipo. Quizás a Diaz le pesó también un poquito el hecho de enfrentarse a su ex club. Los simpatizantes locales lo recibieron con aplausos y lo despidieron con silbidos; cosas que pasan. Por último, Della Marchesina sustituyó al "Boli" Aguilar que a esa altura ya había consumido en la cancha todas sus energías.

Los últimos minutos había que aguantar. Lo conseguimos pero no sin sufrimiento. El Verde ya no buscaba el triunfo y se abocaba por complemento a defender la igualdad. Una lástima, porque en el último cuarto de hora Dálmine estaba bastante enloquecido y dejaba algunos claros para salir de contragolpe. Por último, el Viola buscó romper la paridad con centros al área pero entre Bustos y la defensa ya le habían puesto candado al resultado. Final entonces: Dalmine y Excursio empataban 0 a 0. Sin una figura excluyente para señalar dentro del funcionamiento del equipo, lo destacable, claramente, fue la garra y el corazón que tuvo el equipo para dejar todo en una cancha complicadísima.

Lo dicho, el resultado le cayó bien al Verde y bastante mal al local que veía como se le escapaba la chance de hacer una diferencia en su territorio para la revancha del jueves. Ahora quedaron obligados a venir al Bajo a buscar el partido y Excursionistas, en Belgrano, es otro equipo completamente diferente al que se ve de visitante. Pero insistimos, pese a que nos trajimos un buen resultado y tenemos ventaja deportiva, con esto no alcanza para relajarse ni para dedicarse a aguantar el resultado durante 90 minutos. Por eso habrá que salir a ganar, como siempre.

Esperamos tener una buena concurrencia el jueves para alentar al equipo que irá en busca del pase a la final del Reducido, ni más ni menos. Y pensar que hace un par de semanas todavía andábamos con la calculadora en la mano, una razón más para que vayan planeando excusas para escaparse del trabajo, la escuela o cualquier otra obligación que se superponga al partidazo que nos espera este jueves.

  • Más tarde: formaciones de los equipos

Noticias relacionadas:

Crear un vínculo

<< Home


Nuestros sponsors