22 octubre, 2006

Marche preso

Particular visión la del gran diario argentino. En la edición de hoy de Clarín apareció una nota relatando los hechos de violencia que suscitaron la suspensión de Excursionistas - Colegiales, en el Bajo Belgrano.
El cronista omite el tumultuoso ingreso al estadio por parte de los hinchas visitantes y le erra fiero a la cronología de los hechos, atribuyendo todos los incidentes al momento en el cual "la hinchada local exhibió en su tribuna una bandera de Colegiales". Esta misma hipótesis sostuvo el programa TN Deportivo, en sus múltiples ediciones del fin de semana. En cambio, otros medios como Crónica TV y Canal 9 acercaron sus cámaras al Bajo y cubrieron más fielmente los acontecimientos.
Poco importó que previamente los hinchas de Colegiales hayan destruído por completo los baños, arrojando los pedazos de sanitario al campo de juego y hacia la platea, todo esto apenas ingresaron al estadio, con una premeditación manifiesta y una evidente permisividad policial. La bandera de Colegiales no apareció en la Centenario hasta pocos minutos antes de que finalizara el primer tiempo, cuando la policía ya había dejado que los de Cole rompieran todo. Así las cosas, atribuirle la suspensión del partido o el origen de la trifulca a la presencia del trapo tricolor en territorio villero es una imputación falaz.
Dijimos ayer que la Comisaría 51a se negó en un principio, sin ningún tipo de criterio ni fundamento, a que el partido se jugara en nuestra cancha. La última vez que el Verde y los de Munro se enfrentaron en Belgrano (05/10/2002) el operativo policial constó de 90 efectivos. Para el encuentro de ayer, dispusieron de 160 uniformados. Casi el doble.
En ese hiato de cuatro años entre partido y partido, no recrudeció la violencia en las canchas ni aumentó la pica entre las hinchadas de ambos clubes. Tampoco podemos hablar de un incremento en la convocatoria de ninguno de los dos equipos, que incluso están atravesando presentes futbolísticos bastante adversos. ¿Qué cambió entonces para que los operativos crecieran tanto y la calidad de los mismos decayera tan notoriamente? La violencia está ahí, la podemos palpar semana tras semana en los estadios de fútbol, pero si a ella le sumamos la inoperancia policial la situación se va tornando prácticamente irreversible.
No sabemos si esto ocurrió por la impericia de quienes diseñaron el operativo policial o si acaso se trató de una zona liberada para que los hinchas de Colegiales rompieran todo. En cualquiera de los dos casos, la cosa es grave. Cualquier persona que vaya a la cancha habitualmente sabe que los revoltosos solo respetan a la Guardia Infantería, la cual brilló por su ausencia hasta que la situación se desmadró por completo.
Por lo pronto, en las próximas horas, Excursionistas hará la denuncia pertinente ante la Fiscalía para asentar las graves falencias del operativo que acabaron con parte de nuestro estadio totalmente destrozado.

  • Así quedaron los baños:

Foto 1 .. Foto 2 .. Foto 3 .. Foto 4

Foto 5 .. Foto 6 .. Foto 7 .. Foto 8

Noticias relacionadas:

Crear un vínculo

<< Home


Nuestros sponsors