24 febrero, 2008

Con un poquito de mística del Bajo Belgrano

Con la entrega del equipo y el aliento de la gente, Excursionistas levantó un partido que parecía cosa juzgada. Perdía 2-0 ante El Porvenir y con goles de Diego Bertollo y Jonatan Tello llegó al 2 a 2 en un encuentro por demás emotivo. Sobre el final el Verde pudo y mereció haberlo ganado. Faltó poco. Muy mal arbitraje de Diego Ceballos.

Un partido así necesitaba el equipo, para darse cuenta que estamos para pelearla hasta el final y que no somos menos que nadie. Por un par de desatenciones defensivas llegamos a estar en desventaja de dos goles. Pero Excursio se levantó, a puro huevo y apoyado en el aguante de sus hinchas, nada más ni nada menos que ante El Porvenir que, nobleza obliga, tiene un muy buen equipo y llegaba al Bajo con la posibilidad de alcanzar la punta del torneo, al menos por un rato y hasta que jugara Colegiales.

No lo dude nadie, parte grande de mérito en levantar el resultado les corresponde a los villeros que alentaron los noventa minutos y despidieron al equipo como hacía bastante no ocurría: "¡¡Cur-sio-nistas, cur-sio-nistas...!!

Nos consta que este plantel está muy comprometido en tratar de revertir la complicada posición en la que estamos hoy. Todos quieren jugar, ninguno quiere salir y todos se brindan al máximo, más allá de que los resultados nos vengan siendo esquivos. Ahí está Bertollo, por ejemplo, marcando su primer gol con la camiseta del Verde. Salió a la cancha con un pie totalmente vendado; no se quería perder este partido por nada del mundo, ni él ni ninguno de sus compañeros.

Excursionistas arrancó con mayor iniciativa. El primer tiempo fue disputado, trabado en el medio. El Porvenir tiene un mediocampo de mucha jerarquía. Giménez, Ferragut, Martens y Mosquera, por momentos, convierten al medio en una zona de tránsito rápido y en dos o tres toques clarifican cualquier jugada. El Verde, en cambio, quizás no tenga hoy tal claridad en sus volantes, pero así y todo el equipo de Juan Chiesa se rompió el alma para recuperar y tener la pelota.

El más inspirado de los nuestros fue, en todo momento, Tomás De Vincenti (foto). "Chupete" fue la figura del partido. Arrancó manejando la pelota por izquierda, con criterio y desborde, y en el complemento se tiró un poco más al medio donde volvió locos a Fonseca y a Córdoba que tuvieron que pararlo a patadas.

Pero a pesar de las buenas intenciones el primer tiempo fue al cabo más de lo mismo para Excursionistas. Hubo una primera desatención defensiva a los 32' que terminó en gol del número 11 de Gerli, Jonatan Hansen, y luego una respuesta floja para tapar a Adrián Gerry, que a los 35' festejó desmedidamente el 2-0.

En rigor de las experiencias más recientes, uno podía pensar que estando dos goles abajo a esa altura del partido, ya estaba todo cocinado. Pero se dio un poco de todo y varias cosas cayeron en el mismo lugar y al mismo instante. El Porve reguló, el negrito Mosquera se escondió, y el Verde estaba herido pero no lo habían matado. Y encontramos algo de justicia y desahogo en el momento justo, a los 42', cuando Diego Bertollo anotó el descuento tras una asistencia de De Vincenti. El Verde se metió a los vestuarios con otras perspectivas.

Arrancamos mejor el complemento. Excursionistas yendo por más y El Porve acovachado, esperando la ocasión para salir de contra y liquidar el partido. Jonatan Tello reemplazó al Polaco y le aportó al equipo la cuota de vértigo que le faltaba. El ex Flandria se asoció con De Vincenti y el Verde adelantó sus líneas unos cuantos metros. Acciaresi y Pérez eran dos volantes más y Gerling prácticamente un delantero pero con el resto necesario para bajar a recuperar y dar pelea en el medio.

A medida que avanzaba el reloj, Excursio arrimaba cada vez más peligro, en tanto que el conjunto de Gerli prefería apelar a los dotes teatrales de su arquero para que los minutos corrieran. Y después de que este muchacho se arrastrara por el piso durante cinco minutos fingiendo una lesión en un codo, el juego se reanudó, el Verde armó una linda jugada y Tello le rompió el arco con un bombazo absolutamente inatajable. 2 a 2.

Con quince minutos por delante Excursionistas buscó redondear la hazaña. Lo tuvo en los pies de Chiquilito, dos veces desde afuera del área, la segunda con el arquerazo del Porve haciendo vista, y Tello, con otro cañonazo que salió muy cerquita del travesaño. Faltó poco para terminar de dar vuelta el resultado. Un poco más de suerte y algo más de criterio por parte del árbitro Ceballos que no dudó en apuntar el brazo en todas las divididas casi siempre hacia el arco de Bustos y perdonarle la vida más de una vez a los defensores de El Porve, sobre todo a Córdoba y a D'orazio que pegaron de lo lindo. Incluso se comió un penal clarito que le cometieron a De Vincenti.

Quizás para la tabla de los promedios este empate no signifique mucho, pero seguro que a los jugadores les sirvió para cambiar la mentalidad, y a la gente para renovar una vez más el amor por estos colores y alentar todo el partido.

Por la próxima fecha Excursionistas visitará a Leandro N. Alem, el domingo desde las 18h en General Rodríguez.

Noticias relacionadas:

Crear un vínculo

<< Home


Nuestros sponsors