16 septiembre, 2006

Buenas intenciones

Excursionistas cayó derrotado esta tarde en su visita a Barracas Central por 2 a 0. El Verde vivió una semana complicada, con pocos entrenamientos, debido a ese virus que tuvo a mal traer a una decena de jugadores y al cuerpo técnico. Seguramente, ese atenuante fue clave dentro del desarrollo y el resultado del encuentro. El DT Néstor Rapa no pudo confirmar el equipo hasta pocas horas antes del match, aunque dentro de ese contexto de improvisación forzada cabe destacar que Excursio tuvo actitud para ir a buscar el partido, con pocas armas, es cierto, pero con la idea de meter presión en el mediocampo, tocar la pelota por abajo y salir rápido de contra con la velocidad de Lucas Bertellotti y Diego Jaime.
De todas maneras, la historia sufrió una temprana alteración cuando a los tres minutos del primer tiempo un derechazo de Unzurrunzaga se coló en el palo derecho de Gaczynsky: 1 a 0 para los locales.
El Verde mantuvo la idea original y fue a buscar el empate. Enfrente se encontró con una aceitada máquina de pegar patadas, sobre todo a los más pibes, y con el "siga siga" cómplice del mediocre Ariel Suárez, árbitro del encuentro.
Las buenas intenciones del Verde prosperaban hasta tres cuartos de cancha, de ahí en adelante se diluían más allá de alguna corajeada de Bertellotti. El sacrificio de Jaime no alcanzaba para aguantar la pelota y la experimentada defensa de Barracas le ganaba todos los duelos. Lo mejor del equipo en esa primera etapa lo aportaron Alejandro Saulino, por su sacrificio; el debutante Manuel García Olmos (foto), quien no se achicó en toda la tarde y dejó el alma en el círculo central; y Bertellotti, quien pese a la fiebre honró la camiseta número 10 yendo para adelante con la pelota pegada al pie y la cabeza levantada en busca de un compañero a quién habilitar.
El complemento arrancó tal cual había comenzado el partido. Dudoso penal para Barracas Central, otra vez a los tres minutos, pero Néstor López estrelló su remate contra un poste y las cosas quedaron como estaban: 1 a 0 para los locales.
Rapa hizo ingresar a Juan Steinbach en reemplazo de Mariano Gerling, quien corre y mete a morir pero da la sensación de que siempre está a trasmano de la jugada, liberando un poco con el cambio a Jaime del compromiso de pelearla él sólo allá arriba. El "Loco" impuso su oficio para ganar algunos fouls y arrastrar la marca de uno de los dos centrales.

Comenzó a cansarse un poquito Bertellotti y Rapa le mandó a Diego Appollonio para que colabore en la creación. Minutos más tarde, promediando la segunda etapa, el defensor Arrúa se fue expulsado por demorar el juego. Excursionistas no pudo aprovechar la superioridad numérica; controlaba la pelota pero seguía sin lastimar.
Los esfuerzos fueron menguando, las piernas dejaron de responder. Unzurrunzaga la tiró en cortada para el ingreso de Del Río, en clara posición adelantada, pero Gaczynsky tapó el remate. El córner nunca debió haber existido considerando el offside del delantero, pero llegó el envío y el cabezazo de Lambermont, sólo en el área chica, para poner cifras definitivas al encuentro. Barracas Central 2 - Excursionistas 0.
Otra derrota para el Verde, la sexta caída consecutiva en lo que va del campeonato, algo que no ocurría desde el Clausura '98. La racha sin convertir goles es amplia: van 594 minutos sin que el equipo pueda marcar un tanto (el último lo señaló Germán Gorsd de penal, en la victoria 2-1 frente a Luján, en el Bajo).
De este presente futbolístico adverso pueden rescatarse un par de cosas. Primero, la oportunidad para los pibes de inferiores de demostrar que pueden jugar en Primera. Bertellotti, Jaime, García Olmos, son todos productos genuinos del semillero del club. Rapa confía en ellos, les está dando confianza y hasta aquí han cumplido y generado expectativas. Hay que ser pacientes y alentarlos.
Lo segundo tiene que ver precisamente con esos dos conceptos, paciencia y aliento. El comportamiento de los hinchas de Excursio, pese a la seguidilla de derrotas, ha sido ejemplar. Han alentado como siempre, respetando aquella premisa que consagra hacer el aguante, sobre todo, en las malas. Las buenas, como dice la canción, ya van a venir.

Noticias relacionadas:

Crear un vínculo

<< Home


Nuestros sponsors